viernes, 27 de agosto de 2010

Capi 4
-¿!Qué¡?- preguntó con los ojos en blanco
-Alex, quiero presentarte a mi madre- dijo mientras ponía sus manos en mis hombros
-¿En un chiste verdad?, Sophie dime que es un chiste-
-Nop, yo soy la madre de David, o séase que yo soy tu abuela-
Él empezó a estallar en carcajadas hasta tal punto que se le salieron algunas lágrimas, no dejaba de reírse y los dos nos pusimos serios
-Qué gran chiste- dijo limpiándose las lágrimas- Ya en serio, ¿dónde está la abuela?-
-Alex, yo soy tu abuela- dije seriamente
El puso los ojos en blancos y entonces se desmayó
-¡Alex! Dije tratando de despertarlo- ¡Alex!- le di unas palmadas en la cara para que se despertara, pero nada
-Será mejor que lo llevemos a casa-
-De acuerdo- estaba a punto de cargarlo cuando David lo agarró y se lo colgó en la espalda
-Hey no lo trates así- lo recriminé
Él se echó a reír yo me quedé en mi lugar con los brazos cruzados a la altura de mi pecho.
-¿Qué? ¿No puedo tratar así a mi hijo?- preguntó divertido
-¿Te gustaría que te tratara así?- pregunté un poco molesta
-Por favor no creo que puedas…-
Enarqué mi ceja y luego sonreí, me acerqué a David y le quite a Alex de la espalda
-Por favor mamá no creo que…- lo tomé del tobillo y lo puse en mi espalda, era como si cargara a un bebe enorme, su peso no era nada en comparación de la mía
Con mi otro brazo acuné a Alex cerca de mi pecho y me nos dirigimos hacia la casa
-Mamá, bájame- dijo dando unos golpecitos a mi espalda
-Tu decías que no podía- dije como echándole la culpa
-Si échame la culpa- dijo cruzándose de brazos, yo le sonreí y lo bajé
-Gracias… ahora me das a mi hijo. Preguntó extendiendo sus brazos
-No, yo lo llevo-
Cruzamos el lumbral y lo deposite en su cama, lo tapé con una manta que estaba en su buró y le di un beso en los labios, apagué la luz y fui con David hacia la sala
-Así que tu y mi hijo ¿eh?- preguntó en un suspiro
-Ey, no fue mi decisión, dale gracias a tu abuelo por darme los genes lobunos- dije con una cara seria, pero luego los dos nos reímos juntos
-Es bueno tenerte de nuevo conmigo mamá- me dio un abrazo y no se quería desprender de mí, lo más dulce que puede lo separé de mí y le di un beso en la frente
-Me siento rara- confesé
-Yo no- dijo con una sonrisa
-Se supone que tú eres mi hijo y yo soy tu madre, mírate como creciste, nadie creería que yo soy tu madre-
-Tienes más genes de la abuela que del abuelo- suspiré estaba en lo cierto
-Sí, tengo el cuerpo de vampiro, pero los sentimientos de un lobo, y al parecer tu los invertiste tienes el cuerpo de un lobo pero al parecer tu eres inmortal, ¿cierto?-
-Si- suspiró- Es duro-
-¿Qué?-
-Verme más anciano de lo que tu estas- dijo con una sonrisa
-Ey, tampoco estoy tan vieja ¿eh?- dio frunciendo el ceño
-¿A no? ¿Cuántos vas a cumplir?-
-499 la próxima semana-
-¡499!- gritó una voz detrás de nosotros
-¡Alex!, no sabía que ya te habías despertado- dije mientras giraba mi cabeza para poder verlo
-¡Por Dios estoy imprimado con la abuela, ¡Quién lo diría!- dijo incrédulo
-No te preocupes, lo de la impronta lo puedo superar, de ahora en adelante te veré como a mi nieto- dije encogiéndome de hombros- Eso es lo que querías cuando conocieras a tu abuela ¿no?... Sólo olvida lo que paso hace rato y ya-
Él se acerco hasta ponerse enfrente de mí, agarró mi cara entre sus manos y sus labios cálidos se posaron sobre los míos, me quedé con los ojos abiertos, pero el beso que me dio transmitía ternura y pasión, todavía seguía sin moverme y me abrazó
-Te amo, aunque seas mi abuela, no sé qué es lo que siento por ti, pero cuando te veo, no sé, quiero protegerte de lo que sea, quiero ser tu compañero por siempre y no me importa tu edad o lo que eres, yo te amo-
-¡Oh, Alex!- le di un beso corto pero muy dulce- ¡Gracias!-
-A eso se le llama impronta- dijo David
-¿Impronta?- dijo Alex dudoso
-Luego yo te lo explico- le guiñe el ojo y él se sonrojo, Alex agarró una silla y se sentó detrás de mí, rodeándome la cintura con sus enormes brazos.
Me sentía algo mareada y tenía ganas de vomitar debido al olor de los hombres lobos, no estaba acostumbrada a su olor, bueno al de David si pero el de Alex no, el era un lobo completo.
Arrugué la nariz, hice una mueca y suspiré
-¿Qué sucede abuela?- preguntó Alex divertido
Le di un codazo y me volteé a ver a David
-¿Qué sucede mamá?-
-Me mareo por el olor que desprende Alex-
-¡Oye!- se quejó Alex, le saqué la lengua y reí divertida por su puchero
-Tú empezaste mi querido nieto-
Tomó mi cara entre sus manos de nuevo y me dio un beso corto, le acerqué mis labios apenas rosando los suyos, gruño ante la desesperación de no poder atrapar mis labios, yo misma tuve que poner mi boca encima de la suya y le di un beso corto, delineé sus labios con mi lengua y dejó escapar un pequeño gemido, que rápidamente cubrió con sus manos, de nuevo se había sonrojado, pero esta vez parecía tomate
-Hey, no tientes a mi hijo con uno de los pecados carnales- rio divertido, pero a la vez serio
-¿Todavía tiene el anillo de la pureza?- pregunté divertida, volví a mirar a Alex y él se había levantado para irse a su cuarto, cerró la puerta de un portazo
-Ups- dije apenas articulando la palabra- Voy a hablar con él-
-Creo que mejor debería hacerlo yo- sugirió David
Negué con la cabeza
-Yo voy- me paré de la silla y me dirigí hacia su cuarto, toqué la puerta antes de entrar pero no me contesto, entonces abrí la puerta y él estaba en el marco de la ventana mirando la luna. Me acerqué poco a poco a él hasta que quedé a su lado, también observando la luna.
No soportaba el silencio, así que hable en un susurro
-Lo siento- dije aún observando la luna
-No tienes nada de que disculparte- dijo negando con la cabeza, sentí sus ojos clavados en mí, yo seguí mirando la luna, que se había ocultado detrás de las nube
-No debí haber hecho ese comentario, creo que fue algo personal y lo lamento… no debí decirlo enfrente de tu padre-
Puso sus manos cálidas encima de las mías, acariciando mi mano con su pulgar dulcemente
-Ya te dije que no necesitas disculparte… solo dijiste la verdad- dijo encogiéndose de hombros
-No le restes importancia- dije volteándolo ver- alguien como tu…- dije negando con la cabeza- simplemente no puedo creer que sigas siendo… virgen-
-Quería que mi primera vez fuera especial, con la persona que amara…- se acercó a mí y me abrazó por la cintura acercándome a su cuerpo- con aquella persona que me hiciera sentir especial… y ya la he encontrado-
Tomó mi cara entre sus manos, y me beso tiernamente al principio, para luego volverse desesperado, ansioso.
Agarré dos puñados de pelo alejé su rostro del mío, dejando su cuello expuesto. Empecé con pequeños besos desde su clavícula hasta el lóbulo de su oreja, jalé un poco su lóbulo, y él empezó a respirar entrecortadamente, caminé hasta el borde de la cama de Alex y lo tumbé en la cama. Alzó su rostro para verme y yo me subí a ahorcadillas a la cama para tener mayor acceso. Noté como su pene se tornaba duro en mi entrepierna. Puse de nuevo mis labios en los suyos y empecé a besarlo mientras que mis manos se paseaban por su cuerpo.
Me alejé un poco para poder mirarlo a los ojos, pero los tenía cerrados. Cuando puse mi mano en el botón de su camisa, el se quedó como estatua y dejó de besarme
-Que sucede- dije respirando entrecortadamente
-Y…yo… no se qué hacer- susurró mientras adquiría un hermoso tono carmesí
-No te preocupes, es fácil…-
Él alzó la vista y su respiración se fue normalizando. Me alcé de la cama y de nuevo volvió a mirarme
-Lo siento- dijo mientras se acostaba completamente en la cama, cubriéndose con la manta
Suspiré y me arrodille en frente de él
-No te preocupes- suspiré- esta bien, si no quieres hacerlo, no te obligaré-
-No es que no quiera… pero me da… como decirlo… pena-
-¿Pena?- dije sofocando una risita que se me escapó
-No te burles- se tapó la cara con la manta, no traté de quitársela y me paré, de nuevo fui hacia la ventana, observando la luna
-Sabes algo… es raro que sientas pena… según yo creía que los hombres son los que más quieren sexo y a las mujeres debería darles pena… en vez de los hombres…-
-Pero yo no soy un hombre soy un lobo-
-Pero no completamente- susurré y suspiré- ¿Sabes lo que soy?- pregunté
-La mujer más hermosa del mundo- dijo sentándose en la orilla de la cama, lo volteé a ver y le sonreí
-No me refería a eso… sabes no soy como tu…- esperé que dijera algo pero no lo hizo así que continué- yo no soy una loba completamente, yo soy una híbrida, al igual que tu padre-
-No comprendo-
-Soy mitad loba y… mitad vampira-
Se me quedó viendo con atónito
-Vampira-susurró
-Si- dije suspirando y volteé a ver de nuevo a la luna- Yo soy así de nacimiento-
-¿Que otra sorpresa tienes guardada, eh?- preguntó de repente algo molesto- ¿Acaso también fuiste hechizada por una bruja?-
-Yo no, tu padre si, aunque en realidad fue una hechicera-
Se me quedó viendo de nuevo atónito
-Haber si entendí… ¿eres una vampira-loba, mi padre fue hechizado por una hechizera, eres mi abuela y los dos estamos imprimados?-
-Supongo que sí-
-Explícame una cosa… ¿Cómo está eso de que mi padre esta hechizado?-
-De acuerdo… antes cuando tu padre era un niño y yo era más joven… unos 390 años antes… nosotros, junto con tus tíos y tu bisabuela vivíamos en la Tierra de vampiros, era obscuro y alejado del sol, solo salíamos de noche para cazar…-
-¿Cazaban humanos?- preguntó interrumpiéndome
-Aún lo hacemos- dije asintiendo con la cabeza- tal vez de ahí dijeron que éramos inmunes al sol, pero no es así… unos cazadores de vampiros entraron a la ciudad y mataron casi a todos…-
-Mi padre mencionó algo de esas tierras pero creí que me estaba mintiendo, me dijo que era casi imposible entrar a esa Tierra, que según estaba vigilada por los vampiros más fuertes, cada metro estaba protegida por alguna de ellos, y si era tan impenetrable… ¿Cómo lograron entrar?-
-Yo los conduje a la entrada- dije en un susurro
-¿¡Tu!?- preguntó gritándome- No te creo capaz- entrecerró los ojos
-Sí, yo lo hice, en ese entonces yo era una vampira completa… estaba llena de odio hacia los aldeanos, hacia esa miserable Tierra, así que decidí borrarla del mapa… pero fue en esos momentos cuando despertó Sophie y…-
-¿Acaso no eres tu Sophie?- preguntó confundido
-No, yo soy Lilith-
-No comprendo-
-Recuerdas que soy mitad loba-
El asintió con la cabeza
-Ella es la parte lobuna, yo soy la parte vampírica- le mostré mis colmillos y el empezó a temblar, como si estuviera convulsionándose-
-¿Te encuentras bien?-
-¡Tu!- dije enojado- ¿Cómo pudiste hacer eso?-
-Fácil- me encogí de hombros- Ella unos días antes de que yo iniciara mi plan despertó, y me dejó encerrada en una parte de su corazón. No sé como lo logró pero lo hizo. Ella era muy débil y carecía de fuerza… de hecho aún lo es… Me introduje en su mente y hice que introdujera a los cazadores de vampiros, cuando lo hice dejé que ella dominara de nuevo su cuerpo y huyó de ahí, la hice sentir culpable, ya que yo le metí la idea de que ella los había asesinado, por ser una miserable cobarde, y que no dio la cara por sus aldeanos.-
-¿¡Así que así sucedió!?- gritó David a mi espalda
-Si- suspire- Lo siento
Se puso a mi lado y me tomo de los hombros alzándome hasta la altura de su cara
-¿Cómo pudiste?-
-Lo siento- dije en un susurro- es que estaba tan llena de odio… ya que tu padre… el que decía que me amaba, cuando era vampira no me miraba con la misma dulzura que cuando miraba a Sophie, lo vi a través de sus ojos, fue cuando decidí vengarme de todos, sabes ahí antes también vivían los primeros hombres lobos, solo quería matarlos a ellos, a causa de tu padre… pero cuando los introduje a la aldea, quería que Sophie los viera morir, ella amaba a los vampiros que vivían allí, incluso más que los de su especie, de hecho ella se llegó a enamorar de uno… ¿recuerdas a Blake?-
-Si-
-Ella se enamoró de él, pero nunca lo quiso aceptar, en cambio yo, alguna vez me enamore de Leo, cuando me dijeron que estaba muerto… no pude más y quise vengar su muerte, sabía que alguien de las Tierras lo había matado, pero nadie dijo nada, por otra parte también por esa razón los asesiné, se llevaron al hombre que amaba.-
Volteé a ver a Alex, y se crispó de dolor. Forcejeé para que David me soltara pero no lo hizo
-¿Por qué nunca me dijiste esto?-
-Lo siento- dije agachando mi cabeza
-Contéstame bien… ¿Por qué nunca me dijiste esto?-
-y…yo…n…no se- tartamudeé
-¡Por Dios!, ¿¡Cómo demonios no vas a saber!?- me gritó
-David bájame- dije forcejeando contra sus enormes manos
-¡Por qué no me lo dijiste!-
Mi mano derecha voló hacía su mandíbula y se escuchó como si golpeara una roca. Hize que su rostro girara un poco, me miro con los ojos en blanco y casi en automático me soltó. Caí de rodillas al suelo junto con David, mis nudillos estaban rojos por la fuerza que utilicé.
-¡Papá!- gritó Alex- Papá, ¿Te encuentras bien?-
-Debo irme- dije apresuradamente
-No- se interpuso entre la entrada y yo
-Deben de estar preocupados, en especial Blake y…-
-Por lo que yo vi, el estúpido ese solo te quiere para gozarte-
-¡De eso es de lo que me alimento!... ¡del sexo!-
-¿Qué?-
-Además de alimentarme con sangre, yo me alimento también con el sexo-
-¿Qué demo…?-
-Lo siento debo irme- lo interrumpí
Salí corriendo para ver si podía esquivarlo, pero él era más rápido que yo, me tomó de la cintura y me sujeto, contra su pecho. Alcé mi rostro para poder ver su mirada y el miraba hacia el techo con los ojos entrecerrados
En fuerza yo le ganaba, en eso estaba segura, le di un codazo en las costillas y él se quejó del dolor, vaya, pensé que le había dado quedito, con la fuerza necesaria para que soltara, pero no para que lo lastimara.
Corrí en dirección a la ventana, cuando estaba a punto de saltar, algo me agarró por las manos y con un movimiento en mi nuca quedé inconsiente.

4 comentarios:

  1. Hola, visité tu blog y está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs.

    Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambos blogs con mas visitas.

    Espero tu Respuesta a munekitacat@gmail.com

    Un cordial saludo

    Catherine Mejia

    ResponderEliminar
  2. vengo a pedir un favor;(lo siento la molestia) es q mi blog es en un concurso x "BLOG ESTRELLA" en el Blog de Miriam- quiero saber si puedes ir y votar por mi blog, solamente lo tienen el nombre de mi blog escrito mal como "OUT OF THE BLOOD" si votas x mi blog te doy mil gracias -un beso-puedes votar 1 vez x dia-el link por votar es

    http://eldiariodel6a.blogspot.com/

    (y mi link es http://checktheseblueskiesout.blogspot.com ) gracias..att. Angy

    ResponderEliminar
  3. Hola!!

    Pasaba por casualidad por tu blog, y empecé a leer... y guaoo!! Me encanta enserio es genial..
    Aún no lo e acabado pero lo haré pronto. Me hago seguidora.
    Te invito a pasarte por mi blog :

    http://cyaniayjessica.blogspot.com

    Saludos!!

    Publica pronto :)

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!
    Soy la Administradora de un foro de rol de la Hermandad de la Daga Negra y queria proponeros 2 cositas la primera es que si no os importaria poner el banner del foro en buestro blog y la segunda ver si alguien se anima a jugar!! tenemos personajes libres! Ahora mismo son: Haver, iAm, Trez, Selena, Torhment, Qhuinn, Vishous, Fritz, Nalla y Omega.

    Los que se animen que se pongan en contacto conmigo en devampirosvalacosa@hotmail.com
    Blood Kisses!!

    ResponderEliminar